puerto-valle-el-hotel-espacios-header-1 puerto-valle-el-hotel-espacios-header-2 puerto-valle-el-hotel-espacios-header-3 puerto-valle-el-hotel-espacios-header-4 puerto-valle-el-hotel-espacios-header-5 puerto-valle-el-hotel-espacios-header-6 puerto-valle-el-hotel-espacios-header-7 puerto-valle-el-hotel-espacios-header-8

RELAX Y CONTACTO CON LA NATURALEZA

Los espacios marcan la impronta de la antigua estancia y le otorgan identidad, convirtiendo el hotel en un lugar único en su estilo.

El parque que rodea el casco se extiende cubriendo algo más de 14 hectáreas, donde conviven armoniosamente tanto especies autóctonas y exóticas. En la huerta orgánica, vecina a la casona histórica, se cultivan hierbas y vegetales que son utilizados para la elaboración de los platos de nuestra cocina gourmet. En el lado opuesto del parque se encuentran la pileta, la “palapa” y el quincho; un refugio de tranquilidad para los cálidos días de verano. Las reposeras invitan a disfrutar del sol, mientras la sombra y la brisa del río envuelven los sillones de la palapa.

Puertas adentro hay otros ambientes que invitan a la tranquilidad y disfrute. El library cuenta con un hogar a leña y biblioteca, los cuales lo convierten en el lugar indicado para pasar las tardes de invierno.

El salón tiene amplios ventanales y terrazas con vistas al parque y río; una combinación perfecta para imprimir momentos y sabores en la memoria.