Excursiones alternativas por los Esteros del Iberá

Cronista, Publicado en Abril 20, 2012

Por SANTIAGO IGARZABAL

Aunque lo usual es recorrer los esteros en lancha, navegando cerca de carpinchos y yacarés, para conocer a fondo esta región también hay que considerar cabalgatas, trekking y recorridos en 4×4, e incluso, inquietantes salidas nocturnas.

Además de ofrecer imágenes y paisajes distintivos, los Esteros del Iberá sobresalen porque en su particular geografía se conserva una rica y variada vida silvestre. La fauna autóctona incluye numerosas especies amenazadas, entre las que se cuentan el ciervo de los pantanos, el venado de las Pampas, el carpincho, el yacaré overo y el negro, la boa curiyú y el lobito de río, además de una enorme variedad de aves y una exuberante vegetación.

Las visitas a esta zona se centralizan en el Centro de Interpretación Iberá, que se encuentra a orillas de la laguna Luna, junto a Colonia Carlos Pellegrini. Al llegar hasta aquí, lo usual es contratar un paseo acuático, que no falta como servicio en los principales alojamientos de la región. La lancha recorrerá las aguas de los esteros, pasará cerca de numerosos carpinchos y yacarés, y permitirá observar algunas aves. Pero aunque esta es la excursión más habitual, se encuentra lejos de permitir un acercamiento pleno a los paisajes de esta particular región.

Recorridos para la aventura

Entre las variadas excursiones guiadas que permiten internarse en la cambiante naturaleza del Iberá, el establecimiento correntino Ecoposada del Estero, de Colonia Carlos Pellegrini, es uno de los que se destacan por su variedad de propuestas. Entre otras opciones, vale destacar las siguientes:

Trekking por Cambá Trapo: es una de las excursiones más interesantes que parten de Colonia Carlos Pellegrini. Se lleva a cabo en los Esteros de Cambá Trapo, situados a 15 kilómetros de la laguna Iberá. Todo comienza con un trekking guiado internándose en un verdadero bosque encantado, donde se combinan tres ambientes naturales: el monte chaqueño y sus hermosos palmares inundados, la selva misionera y el espinal entrerriano. La mezcla de estos tres ecosistemas da origen a un lugar exótico y de belleza incomparable, donde la flora se expresa a través de caprichosas formas y colores, y la fauna (zorros, carpinchos, aguará popes, zorrinos, corzuelas) deja su huella a cada paso. Además, esta caminata, que totaliza alrededor de tres horas, lleva a tomar contacto con el legado cultural del gaucho correntino, compartiendo su forma de vida, sus costumbres y tradiciones. Hay salidas nocturnas.

Safaris fotográficos: esta región es un paraíso para quienes combinan el avistaje de aves con la pasión por la fotografía. Los guías permiten encontrar los ejemplares más representativos de las distintas zonas que configuran esta región. Entre selvas, montes, palmares y lagunas, son numerosas las especies que dan color y variedad a las imágenes capturadas. Los recorridos más clásicos son Esteros de Cambá Trapo, Esteros del Yuqui y del Aguará, Esteros de Ovechá Ratí y alrededores de Colonia Carlos Pellegrini. En Ecoposada del Estero también pueden contratarse salidas para observar aves nocturnas.

Cabalgatas por esteros y palmares: el Iberá se caracteriza por la inmensidad de sus esteros, sabanas, bosques y palmares agrestes, lugares que solo pueden ser recorridos y admirados a caballo. Nada mejor que internarse entre estos paisajes correntinos para dejarse sorprender por el atardecer junto al sonido de las aves regresando a sus nidos. La cabalgata guía, además, por rincones escondidos que reflejan la historia aborigen y las tradiciones gauchescas de la zona.

Safaris nocturnos en 4X4: estos safaris permiten apreciar los sonidos nocturnos del estero y -con fuertes reflectores- hacer avistaje de los animales que entran en actividad al caer la noche, como zorros, vizcachas, tatú negro, gato montés, carpinchos, yacarés, ciervos de los pantanos, corzuelas, aguará popés, zorrinos y aves nocturnas.

Variantes de confort

Junto a Ecoposada del Estero, no son pocos los alojamientos que ofrecen un variado número de excursiones y actividades en la zona. Combinando naturaleza con máximo confort, pueden destacarse los siguientes:

Puerto Valle: está junto al Paraná, en un sector donde el río es tan ancho que la otra costa se pierde de vista. Dispone de cuatro habitaciones de lujo y una suite, un bungalow junto al río y un excelente restaurante. En el predio del hotel hay un vivero y una granja de cría de yacarés que vale la pena conocer.

Posada de la Laguna: ofrece una infraestructura moderna, una amplia piscina y una cuidada gastronomía. Cabalgatas y birdwatching son las actividades estrellas de este lugar.

Posada Aguapé: dispone de una típica y confortable arquitectura correntina donde se distribuyen 13 habitaciones estilo campo con vista a la laguna. Tiene piscina y un muelle ideal para contemplar el atardecer en los esteros.

Ver nota web