Para llegar a las lagunas Galarza y Luna se deben recorrer 60 km por camino de tierra. Durante el trayecto es posible observar una gran variedad de aves, lo cual se multiplica al adentrase en las aguas de la Laguna Galarza. Su importancia ornitológica se ve representada por los Capuchinos del género Sporophila, especialmente el capuchino pecho blanco (Sporophila palustris), quien eventualmente está acompañado del Capuchino de Collar (Sporophila zelichi).