Aguas abajo de la represa de Yacyreta, es posible encontrar al Pacú, una especie muy difícil de capturar que puede llegar a pesar 10 kg, siendo factible capturas de 2 a 3 kg.

Por su condición de omnívoro, en ciertos momentos del año y/o con determinadas condiciones, basa su dieta particularmente en frutos de plantas y árboles que crecen en la ribera. El desafío para pescar esta especie consiste en lanzar la mosca debajo de los árboles buscando imitar la caída de frutos, para que alguno salga desde abajo y tome la mosca sin dudarlo.